Para mejorar tu experiencia y el servicio, en nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros (otros proveedores de servicios). Si navegas por nuestros sitios web, estarás aceptando el uso de las cookies en las condiciones establecidas en la presente Política de Cookies. Esta política puede ser actualizada, por lo que te invitamos a revisarla de forma regular.

Nota de prensa

• El premio consta de dos categorías, una dirigida a medios de comunicación y otra a asociaciones de pacientes

• Cada galardón está dotado con 9.000 euros

Madrid, 16 de mayo de 2007.- Por segundo año consecutivo, la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES) y la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), con el patrocinio del laboratorio Lilly, han convocado los Premios “Toda una vida para mejorar”.
Con estos premios se pretende fomentar la información precisa alrededor de las enfermedades mentales y distinguir aquellos proyectos periodísticos o de asociaciones de pacientes, instituciones o entidades españolas que trabajan por la concienciación e integración social de personas con esquizofrenia, trastorno bipolar y demás enfermedades mentales graves y sus familias.
El galardón cuenta con dos categorías, una para medios de comunicación y otra para asociaciones de pacientes. Cada uno de ellos está dotado de 9.000 euros y podrán optar a él las asociaciones, instituciones o entidades que a lo largo de 2006 hayan puesto en marcha proyectos innovadores para lograr una mayor funcionalidad e integración de personas con esquizofrenia, trastorno bipolar u otras enfermedades mentales; así como los autores de trabajos periodísticos relacionados con estas alteraciones difundidos en España tanto en prensa escrita y digital como en radio o televisión desde el 1 de septiembre de 2006 hasta el 31 de agosto de 2007. El plazo de presentación de las candidaturas finalizará el 3 de septiembre de 2007.
Como en la anterior edición, el Jurado calificador del Premio contará representación de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), de la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES) y de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS). Feafes no participará en la selección de la categoría para asociaciones de pacientes.


Sobre las enfermedades mentales graves

El trastorno bipolar

La enfermedad bipolar consiste en una alteración de los estados de ánimo, de forma que los cambios que experimenta cualquier persona en su tono vital, se acentúan. Las personas que sufren este problema presentan durante días, semanas o meses períodos de pérdida de interés en sus actividades habituales, falta de concentración, intensa apatía y alteraciones del sueño y del apetito.
Las personas con trastorno bipolar sufren también episodios inversos a los anteriormente mencionados, en los que se sienten capaces de realizar cualquier cosa, es la fase de “manía”. En este momento actúan de forma eufórica constantemente, la persona puede gastar más dinero de lo habitual, comprar cosas innecesarias o hablar en exceso. También se considera dentro de esta fase el aumento de la irritabilidad y la ausencia de sueño. Generalmente en la fase de "manía" la persona con trastorno bipolar es incapaz de controlar el agitado ritmo de sus pensamientos. El cambio de una fase a otra (de manía a depresión) es variable y entre fases hay periodos de estabilidad. La frecuencia varía de una persona a otra.
La bipolaridad suele aparecer en la adolescencia o al principio de la edad adulta, aunque cada vez son más los casos de niños que la padecen. Es un trastorno que afecta la habilidad para ser funcional en las actividades de cada día, afecta el trabajo o los estudios, a las familias y a la vida social.


La esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno mental que interfiere con la capacidad para reconocer lo que es real, controlar las emociones, pensar con claridad, emitir juicios y comunicarse. Los trastornos esquizofrénicos se caracterizan por distorsiones fundamentales y típicas de la percepción, del pensamiento y de las emociones, estas últimas en forma de embotamiento o falta de adecuación de las mismas. En general, se conservan tanto la claridad de la conciencia como la capacidad intelectual, aunque con el paso del tiempo puede presentarse un déficit cognoscitivo.
La enfermedad compromete las funciones esenciales que dan a la persona la vivencia de su individualidad, singularidad y dominio de sí misma. La persona con esquizofrenia cree que sus pensamientos, sentimientos y actos más íntimos son conocidos o compartidos por otros, y pueden presentar ideas delirantes en torno a la existencia de fuerzas naturales o sobrenaturales capaces de influir en los actos y pensamientos del individuo.
Son frecuentes las alucinaciones, especialmente las auditivas, que pueden comentar la propia conducta o los pensamientos propios del enfermo. Suelen presentarse además otros trastornos de la percepción: los colores o los sonidos pueden parecer excesivamente vívidos o tener sus cualidades y características alteradas, y detalles irrelevantes de hechos cotidianos pueden parecer más importantes que la situación u objeto principal.
El comienzo de la enfermedad puede ser agudo, es decir, puede comenzar con una crisis delirante, un estado maníaco, un cuadro depresivo o un estado confuso onírico, pero también puede surgir de manera progresiva. La edad media de inicio en los hombres está entre los 15 y los 25 años, y en las mujeres entre los 25 y los 35 años. No obstante puede aparecer antes o después, aunque es poco frecuente que surja antes de los 10 años o después de los 50.



Más Información: Cariotipo MH5
Maitane Taboada
91 411 13 47



Síguenos en Twitter:
Carpeta de prensa:


Contacta con Acceso - 91 787 00 00 / 93 492 00 00
Mapa Web - Todos los derechos reservados - Aviso legal - Web Accesible